¿Qué es una piel madura? Te ayudamos a identificarla y cuidarla de forma natural

¿Qué es una piel madura? Te ayudamos a identificarla y cuidarla de forma natural

 

La piel madura es un tema que preocupa a muchas personas, especialmente con el paso de los años. Este tipo de piel se define como aquella que ha envejecido naturalmente debido al paso del tiempo y a la exposición a factores ambientales. Por lo tanto, la piel va perdiendo gradualmente elasticidad, firmeza y luminosidad, lo que resulta en arrugas, líneas de expresión y manchas oscuras, entre otras.

Para combatir estos signos de envejecimiento es fundamental llevar un estilo de vida saludable. Además, muchas personas recurren a productos cosméticos pero es importante tener en cuenta que no todos los productos son iguales. Afortunadamente, existen soluciones naturales para tratar la piel madura que no involucran productos químicos agresivos. En este artículo hablaremos sobre la piel madura y la cosmética natural, y cómo ésta puede ayudar a mejorar su apariencia y salud.

 

Pero primero de todo… ¿Por qué envejece la piel?

Con la edad este maravilloso órgano también se ve afectado por el proceso natural de envejecimiento, pero me gustaría destacar que no es el único factor que va a intervenir en su deterioro. Primero de todo hay factores internos que determinan el estado de nuestra piel, por ejemplo la genética, que determinará el tipo de piel que tenemos, o problemas de salud, el estrés y los cambios hormonales. A medida que pasa el tiempo nuestro cuerpo produce menos colágeno y elastina, que son las proteínas responsables de mantener nuestra piel tersa y firme. Además, la piel es nuestra primera capa protectora y puede verse afectada por factores externos y ambientales como la exposición a los rayos UV del sol y la contaminación, entre otros. 

Así que me gustaría destacar que una piel madura no tiene por que ir de la mano con la edad ya que como habéis visto hay otros factores que intervienen en el proceso de envejecimiento. 

 

¿Cómo identifico la piel madura y qué puedo hacer?

Las principales características de una piel madura suelen ser las arrugas, líneas finas de expresión, manchas oscuras, sequedad, flacidez y una tez apagada. Si bien la piel madura es una parte natural del proceso de envejecimiento, existen formas de cuidarla adecuadamente para mejorar su apariencia y mantenerla saludable. Además, combinándolo con un estilo de vida saludable le daremos el mimo que se merece. 

Aquí os dejo una serie de recomendaciones para cuidar nuestra piel, tanto si es joven como madura, y que se vea saludable, radiante y hermosa:

  • Hidratación: La piel madura tiende a ser más seca, por lo que es importante hidratarla adecuadamente. Usar una crema hidratante rica en nutrientes y antioxidantes ayudará a mantener la piel suave, flexible y protegida de los daños ambientales. En Bucaré tenemos una crema facial con aceite de rosa mosqueta ideal para pieles muy secas y/o maduras.
  • Protección solar: La exposición al sol es uno de los principales factores que contribuyen al envejecimiento prematuro de la piel. Usa protector solar de amplio espectro con un factor de protección solar (FPS) de al menos 30 todos los días, incluso aquellos que están nublados o lluviosos.
  • Cuidado suave: La piel madura es más delicada y puede ser propensa a irritaciones y lesiones, por eso la cosmética natural te ayuda a cuidarla de forma suave y respetuosa. Exfolia la piel con  ingredientes suaves y sin exceso, por ejemplo con nuestro jabón exfoliante de carbón activo, y acompaña tu rutina de limpieza e hidratación frotando suavemente la piel.
  • Limpieza: la piel produce de forma natural grasa que junto con los agentes contaminantes y el maquillaje harán que tu piel envejezca más rápido, por ello te aconsejamos limpiar tu piel cada día. En Bucaré tenemos un jabón de rosa mosqueta que gracias a sus ingredientes limpia e hidrata a la vez. 

  • Alimentación: Una alimentación saludable y equilibrada rica en nutrientes es un factor clave para lucir una piel radiante. Consume alimentos ricos en antioxidantes, como frutas, verduras y proteínas magras, que ayudan a proteger la piel del daño celular.
  • Ejercicio: El ejercicio regular ayuda a mejorar la circulación sanguínea y a reducir el estrés, lo que puede mejorar la apariencia de la piel y prevenir el envejecimiento prematuro.

 

Ingredientes usados en cosmética natural y sus propiedades

Como comentaba, la piel madura necesita una atención especial y la cosmética natural puede ser una buena opción para cuidarla. Podemos tratar la piel madura sin usar productos agresivos que pueden irritar la piel y causar problemas como sequedad, enrojecimiento y picazón. Los productos de cosmética natural están hechos de ingredientes naturales y orgánicos que no dañan la piel y ayudan a hidratarla, mejorar su elasticidad y reduciendo la aparición de arrugas y líneas finas. 

Estos ingredientes suelen ser aceites esenciales, extractos de plantas, mantecas y ceras naturales, vitaminas y minerales, todos llenos de principios activos. A continuación te detallo algunas de sus propiedades beneficiosas para la piel:

  • Nutrición esencial: Los ingredientes que se utilizan en la cosmética natural proporcionan nutrientes esenciales que ayudan a restaurar la salud de la piel. Los aceites esenciales, por ejemplo, son una excelente fuente de antioxidantes, vitaminas y minerales que ayudan a combatir los signos de envejecimiento.
  • Hidratación profunda: Los productos de cosmética natural suelen estar formulados con ingredientes hidratantes y emolientes, como los aceites y las mantecas, que ayudan a mantener la piel hidratada y suave. La hidratación es esencial para mantener la piel sana y joven, y los productos de cosmética natural proporcionan una hidratación completa que penetra en las capas más profundas de la piel.
  • Protección natural: Los productos de cosmética natural también pueden proporcionar protección natural contra los rayos UV del sol y otros factores ambientales que pueden dañar la piel. Muchos ingredientes naturales contienen propiedades fotoprotectoras y antioxidantes que ayudan a proteger la piel contra los radicales libres y otros factores que pueden causar daño celular.

Algunos de los ingredientes más comunes en la cosmética natural para la piel madura incluyen aceites como el de rosa mosqueta, germen de trigo, sésamo, pepita de uva o jojoba, ricos en ácidos grasos y antioxidantes que ayudan a hidratar y suavizar la piel. También están muy bien consideradas las mantecas como la de karité que hidrata y nutre en profundidad. Otros activos interesantes son la aloe vera, conocida por sus propiedades hidratantes y calmantes, el extracto de té verde o la vitamina E, ricos en antioxidantes, y la arcilla rosa con propiedades exfoliantes y rejuvenecedoras para la piel. Los aceites esenciales de lavanda, geranio y neroli son conocidos por sus propiedades hidratantes, antiinflamatorias y reafirmantes entre otras.

 

No hay mejor tratamiento que una buena prevención, así que aunque tengas una piel joven cuídala de forma natural enriqueciendo con los mejores ingredientes que nos ofrece la madre naturaleza

Etiquetas:
Compartir con

Empiece a escribir y presione Entrar para buscar

Carrito de compra

No hay productos en el carrito.